TUS GUSTOS MISUCALES PODRÍAN DAR PISTAS SOBRE CÓMO PIENSAS

¿Te gusta el jazz de Norah Jones o prefieres a Ornette Coleman? ¿En música clásica eres de Bach o de Stravinsky? ¿Coldplay o U2? Las respuestas a estas preguntas podrían dar una visión sobre la forma en que piensas, según recientes investigaciones de la Universidad de Cambridge.

En un estudio publicado el 22 de julio en la revista PLOS ONE, un equipo de psicólogos prueban que la forma en que piensas — en concreto si eres un “empatizador” a quien le gusta identificar y responder a las emociones de otros, o un “sistemático” a quien le gusta analizar reglas y patrones del mundo —

La música nos acompaña prácticamente todos los días en cualquier lugar. Es fácil para nosotros saber el tipo de música que nos gusta y el que no. Cuando pasamos canciones en un iPod, tan solo tardamos unos segundos en decidir si escuchar una canción o pasar al próximo track. Sin embago, poco se sabe sobre qué determina nuestro gusto musical.

gustos musica
La música nace del corazón… ¿o del cerebro?

Ahora, un grupo de científicos, bajo la dirección del doctorando David Greenberg, ha estudiado cómo nuestro “estilo cognitivo” influencia nuestras elecciones musicales. Esto se mide estudiando si un individuo tiene altos niveles de “empatía” (habilidad para reconocer y reaccionar a los pensamientos y sentimientos de otros) o de “sistematización” (interés en entender las reglas bajo sistemas como el tiempo, la música o los motores de coches), o si tenemos una mezcla de ambos.

“Aunque nuestras elecciones musicales fluctúan con el tiempo, hemos descubierto que los niveles de empatía de la gente y su forma de pensar predicen qué tipo de música les gusta”, afirma David Greenberg, que trabaja en el departmento de Psicología de la Universidad de Cambridge. “De hecho, su estilo cognitivo — si son fuertes en empatía o en sistemas — puede hacer una predicción mejor de la música que les va a gustar que su personalidad”.

Las investigaciones se llevaron a cabo con más de 4000 participantes, que fueron reclutados principalmente a través de la app de Facebook “myPersonality”. La app pedía a los usuarios de Facebook hacer una selección de cuestionarios basados en psicología, cuyos resultados podían compartir en sus perfiles para que los vieran otros usuarios. Más tarde, se les pedía escuchar y puntuar 50 piezas musicales. Los investigadores usaron bibliotecas de ejemplo de estímulos musicales de 26 géneros y subgéneros, para minimizar las posibilidades de que los participantes tuvieran cualquier asociación cultural o personal con las piezas de música.

Los niños, sin tener preferencias adquiridas, deciden qué música les gusta y cuál no.
Los niños, sin tener preferencias adquiridas, deciden qué música les gusta y cuál no.

La gente que tenía altos niveles de empatía tendía a preferir música tranquila (R&B, rock suave, ambiental), música no pretenciosa (country, folk, géneros de cantautor) y música contemporánea (electrónica, latina, Euro pop). No les gustaba la música intensa, como el punk y el heavy metal. En contraste, la gente que tenía altos niveles de sistematización preferían la música intensa, pero no disfrutaban los estilos de música tranquilos y no precenciosos.

Los resultados se mostraron consistentes incluso con géneros específicos: los empatizadores preferían el jazz tranquilo y no pretencioso, mientras que los sistematizadores preferian el jazz intenso y sofisticado (complejo e incluso avant-garde).

David Greenberg, que además es saxofonista especializado en jazz, dice que la investigación podría tener implicaciones para la industria musical. “Se invierte mucho dinero en algoritmos para elegir el tipo de música que podrías querer escuchar, por ejemplo en Spotify y Apple Music. Al saber la forma de pensar de un individuo, estos servicios podrían en un futuro ser capaces de afinar sus recomendaciones musicales para éste.”.

El Doctor Jason Rentfrow, el autor senior de este estudio dice: “Esta linea de investigación muestra cómo la música es un espejo del ser. La música es una expresión de cómo somos emocionalmente, socialmente y cognitivamente”.

“La música es una expresión de cómo somos emocionalmente, socialmente y cognitívamente.”

click-to-tweet

tweet

El profesor Simon Baron-Cohen, otro de los miembros del equipo, añadió: “Este nuevo estudio es una extensión fascinante de la teoría “empatizadora-sistemática” sobre las diferencias psicológicas individuales. Ha necesitado un estudiante de doctorado y músico de mucho talento para siquiera plantear la pregunta. La inverstigación podría ayudarnos a entender a aquellos en los extremos, como gente con autismo, que son grandes sistematizadores.”

Basado en sus descubrimientos, las siguientes canciones son aquellas que los investigadores creen que son dadas a encajar en estilos particulares:

Alta empatía:

  • Hallelujah — Jeff Buckley
  • Come away with me — Norah Jones
  • All of me — Billie Holliday
  • Crazy little thing called love — Queen

Alta sistematización:

  • Concerto in C — Antonio Vivaldi
  • Etude Opus 65 No 3 — Alexander Scriabin
  • God save the Queen — The Sex Pistols
  • Enter the Sandman — Metallica

¿Y tú? ¿Eres más de Queen o de Metallica?

Fuente:

http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0131151

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s