No, no es tu opinión. Sencillamente estás equivocado.

Sí, tu opinión puede estar equivocada.

He pasado más tiempo discutiendo en internet de lo que posiblemente sea sano, y la palabra que he llegado a odiar más que cualquier otra es “opinión”. La opinión, o peor, la “creencia”, se ha convertido en el escudo de todas aquellas nociones pobremente concebidas que reptan por las redes sociales.

Hay una concepción común que dice que una opinión no puede estar equivocada. Mi madre lo dice. Joder, todas las madres del mundo probablemente lo hayan dicho y en los términos más estrictos es verdad. Sin embargo, antes de esconderte tras el Escudo de la Opinión necesitas hacerte dos preguntas:

Vas por buen camino.
Vas por buen camino.

1.- ¿Es esto realmente una opinión?

2.- ¿Si es una opinión, cuán informado estoy y por qué la sostengo?

Te ayudaré con la primera parte. Una opinión es una preferencia hacia o un juicio sobre algo, Mi color favorito es el negro. Creo que la menta sabe fatal. Doctor Who es el mejor programa de la historia. Todas estas son opiniones. Puedes ser el único que las tiene o puedes compartirlas con la población general pero todas tienen una cosa en común: no pueden ser verificadas fuera del hecho de que alguien cree en ellas.

No hay nada de malo con una opinión sobre esas cosas. El problema viene cuando las opiniones de la gente son en realidad conceptos erróneos. Si crees que las vacunas causan autismo estás expresando algo objetivamente erróneo, no una opinión. El hecho de que sigas creyendo que las vacunas causan autismo no lleva tu concepto erróneo al terreno de opinión válida. Ni el hecho de que muchos otros compartan esta “opinión” le da más validez.

Y sí, a veces los datos científicos o históricos son incorrectos o poco claros o necesitan una explicación. Todo el mundo sabe que el agua se expande cuando se congela. ¿Sabes por qué lo hace cuando literalmente nada más en el mundo lo hace? No, ni la ciencia tampoco. Temas como ese son el tipo de cosas que dan lugar a una opinión. El agua se expande cuando se congela debido a la forma de la molécula. Aquí, la opinión puede ser un punto de partida para un entendimiento mejor, asumiendo que siempre hay un entendimiento mejor. No hay verificación: solo se puede conjeturar. Con suerte de forma educada.

Y aquí es donde la segunda pregunta cobra sentido: ¿está tu opinión fundada con la suficiente información? ¿por qué crees en esa opinión? Aunque técnicamente las opiniones no pueden ser incorrectas sí pueden carecer de valor sencillamente porque carecen de estructura.

keep-calm-and-admit-youre-wrong-1

He aquí un ejemplo. Digamos que conozco a un fan de Almodóvar, y dice que su película favorita es ‘La piel que habito’. No hay nada malo de momento. Sin embargo, tras discutir el tema un poco este fan me dice que nunca ha visto nada de Almodóvar anterior a ‘Hable con ella’. Es posible que incluso si lo hubiera hecho su peli favorita siguiera siendo ‘La piel que habito’, pero también es posible que lo fuera ‘Todo sobre mi madre’, o ‘Pepi, Luci, Bom’, o cualquier otra. Creo que lo vas entendiendo.

facepalm-equivocado-razon-opinionEn un mundo perfecto esta persona solo diría: “bueno, ‘La piel que habito’ es mi favorita de todas las que he visto”. Hay muchas razones para que no haya visto lo que no ha visto. Tener una estrecha opinión basada en una cantidad de información pequeña es natural. Lo que lo jode todo es cuando se asume que una poca cantidad de información es más amplia de lo que es. Hay una diferencia entre una creencia y las cosas que sencillamente no sabes. Es fácil creer, por ejemplo, que en España nadie habla de paro, pero solo si eres completamente ignorante del porcentaje de desempleados en todos los sectores, de la cantidad de trabajo precario y de la facilidad para hacer contratos temporales en España.

En otras palabras, puedes estar equivocado o ser ignorante. Ocurrirá. A la realidad no le importan tus sentimientos. La educación no existe para perseguirte. Los malinformados no son una minoría étnica oprimida. ¿Qué dices? ¿Que el régimen iraquí tenía armas de destrucción masiva? No, eso no es lo que de verdad ocurrió. No, no es tu opinión. Sencillamente estás equivocado.

Anuncios

7 comentarios en “No, no es tu opinión. Sencillamente estás equivocado.

    1. ¡Muchas gracias por el comentario, David!

      La verdad es que no creo que haya nada por lo que luchar, ya que tanto el redactor de El País como yo hemos hecho estudios diferentes y creado artículos con suficientes peculiaridades como para que sean considerados diferentes.

      Interesante de igual manera el artículo que has pasado, así que ¡gracias por el apunte!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s