Katy Perry – Unconditionally (Lyric Video): Una obra de arte.

Todos los medios están “condenados” a evolucionar. De esta forma, vamos mejorando la calidad de los mismos, que se van convirtiendo en otras cosas, sumando valor añadido. Con el caso que tratamos en esta entrada, ocurre una cosa muy curiosa, y es que lo que se supone que es un “preview” de un videoclip, acaba convirtiéndose en una pieza difícil de mejorar, y en todo un reto para el videoclip real en camino. Es la evolución de los “lyric videos”.

Portada del nuevo disco de Katy Perry: ‘Prism’

Imagen tomada del vídeo en la que se muestra a
una masculina Erika Linder

De un tiempo para acá se ha establecido la moda de lanzar, previo al lanzamiento oficial del videoclip, un video promocional de la canción donde los lyrics (la letra) son el protagonista incondicional del mismo. De esta forma, se le da promoción a la canción a la par que se ayuda a la familiarización con la letra, y, por qué no decirlo, a entenderla (sobre todo si se trata de canciones en otro idioma o aquellas cantadas por Shakira). Esta costumbre que empezó como una mera muestra de letras unas tras otras se fue convirtiendo poco a poco en una pequeña competición por parte de los creadores de estos videos sobre quién conseguía el video más sorpresivo, el más ameno, el más adictivo. La competición se convirtió en un aluvión de “lyric videos” que destacaban por el dinamismo de las palabras y la musicalidad y el ritmo en la aparición de éstas, así como en el estilo, visualmente efectivo pero que a la vez acompañaba al sentido de la letra. Tenemos bellísimos ejemplos en ‘Turn Me On’ de David Guetta (ft Nicki Minaj) o en el lyric video/homenaje de ‘Applause’ de Lady Gaga.

La andrógina Erika Linder también sabe hacer de mujer.

Con ‘Unconditionally’, el último single de Katy Perry, se ha dado un paso más en la creación de los “lyric videos”. Esta vez, como ya se ha hecho en alguna otra ocasión, se ha recurrido a la grabación de un video real, con actores, pero en el cual no aparece la protagonista, en este caso Katy Perry. En el video, un personaje femenino le canta la canción a otro personaje, aparentemente masculino. La letra aparece en pantalla cuando la chica las pronuncia, de forma que parece que las expulsa de la boca. Un efecto bellísimo que, unido al blanco y negro de todo el video, da sentido a la pieza y refuerza el mensaje de la canción. No contentos con todo esto, nos llama la atención de forma especial el personaje aparentemente masculino. Su mirada, sus gestos, su expresión… hay algo misterioso en ese personaje. Al ahondar un poco descubrimos que se trata de Erika Linder, una actriz andrógina con un parecido bastante razonable con Leonardo DiCaprio y una belleza que hipnotiza y cautiva. Este hecho, siempre desde mi punto de vista, refuerza aún más el mensaje de la canción, del amor incondicional, un amor que no tiene en cuenta problemas de género, de raza, ni de ningún otro tipo, fascinando al espectador, que no puede más que repetir la canción en bucle perplejo ante un espectáculo de expresión artística tan bonito.

En conclusión, el video promocional del nuevo single de Katy Perry es una maravilla, un espectáculo visual que engancha y que apetece, con tal innovación en el ámbito de los “lyric videos” que lo eleva a un nivel superior, de forma que casi elimina la necesidad de grabar otro videoclip para la canción ya que consigue por sí mismo la calidad requerida para tal función y la difícil meta de transmitir un mensaje sólido y directo.

Nota: 8 (Notable)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s