Gravity: pura belleza en 3D

Tras la oleada de gente recomendando la película y diciendo todo tipo de maravillas sobre ésta, era inevitable ir y hacer cola para verla.

Póster promocional para ‘Gravity’

‘Gravity’ ofrece una historia en un entorno inusual y desconocido, hostil y a la vez bello: el espacio exterior. En él, la doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) y el veterano comandante Matthew Kowalsky (George Clooney) se encuentran en una misión de reparación del telescopio Hubble cuando una lluvia de basura espacial les hace perder el control de la situación y quedar a la deriva en el espacio. A partir de ahí, los protagonistas tendrán que luchar por una vuelta a la tierra llena de inconvenientes y problemas por doquier.

El primer aspecto que destaca de la película es la belleza de la misma. Plantea un escenario, el espacio exterior, que si bien hemos visto alguna vez no deja de sorprendernos y de fascinarnos. Además, la producción realiza un alarde de medios insólito, haciendo hincapié en los efectos especiales para la gravedad cero y la increíble y extraordinaria visión de la tierra desde el espacio. Todo esto sumado al realismo del 3D, que se convierte en algo indispensable a la par que altamente sofisticado, hacen del film una pieza cuya importancia reside precisamente en la belleza de la contemplación por sí sola.

Sandra Bullock y George Clooney, dos genialísimos
actores que no pueden evitar acabar
siendo ellos mismos.

Quizá debido a esta razón la película no ha sabido o no se ha preocupado por un aspecto mucho más importante y que puede hacer peligrar la calidad de la misma: la historia. Y es que en ‘Gravity’ el argumento brilla por su ausencia, al centrarse únicamente en un problema tras otro mientras nadamos en el espacio con el objetivo de salvar el pellejo. Un argumento que consigue mantener al espectador intrigado y en tensión, pero que se olvida de añadir profundidad a una historia que ya de por sí es muy interesante y que podría convertirse, con un poco más de trama, en un ejemplo de buen cine de principio a fin. Solo han decidido incluir una razón para vivir en la protagonista y algunos rasgos de carácter en ambos personajes, creando una historia plana y con una fuerte carencia a la hora de empatizar con el público.

En conclusión, ‘Gravity’ es una bellísima obra audiovisual, con un acabado perfecto y un despliegue técnico sin precedentes. Sin embargo, falla a la hora de contar una historia profunda, quedándose solo en la superficie y ofreciendo un mero suceso que, si bien muy inquietante e increíble, no consigue emocionar. Diversión sin trasfondo.

Nota: 7/10 (Buena)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s